Actualidad

Los pueblos con encanto del Empordanet que debes visitar

Fue Josep Pla, referente de la literatura catalana, quien bautizó esta pequeña zona del Baix Empordà como el Empordanet, que destaca por su gran valor paisajístico, así como por su patrimonio.

Las actividades, los museos, los talleres, los acontecimientos o los festivales son reconocidos tanto nacional como internacionalmente. Los paisajes del Empordanet, cercanos a las playas de la Costa Brava, son el motivo para visitar una y otra vez este rincón de Cataluña.

Uno de sus grandes atractivos son también sus pueblos: pequeños, medievales, con grandes historias y con ambientes que invitan a gozar de una extraordinaria tranquilidad. La ventaja de alojarse en el Hotel Barcarola, ubicado en Sant Feliu de Guíxols, es tener la posibilidad de realizar pequeñas excursiones a estos pequeños pueblos mientras se disfruta también de todo lo que nos ofrece la Costa Brava.

A continuación, te detallamos los pueblos del Empordanet que puedes visitar durante tu estancia en el Barcarola. ¡Para disfrutar en mayúsculas!

Pueblos con encanto del Empordanet

Pals

Su núcleo gótico ubicado en lo alto de una cima, desde donde se puede observar un paisaje único, impresiona a cualquiera. También visitar la torre románica del antiguo castillo medieval que nos hace retroceder a los siglos XI y XII.

Peratallada

Peratallada es uno de los pueblos más visitados de la comarca. ¿Las razones? Su castillo fortificado, el palacio, las murallas, la iglesia románica de Sant Esteve y sus callejuelas.

Vullpellac

Este pueblo está formado por un núcleo antiguo de gran interés arquitectónico, que se estructura alrededor del castillo-palacio y la iglesia parroquial de Sant Julià y Santa Bassilissa. El 2009 este núcleo histórico fue declarado bien cultural de interés nacional.

La Bisbal del Empordà

Conocida especialmente por su cerámica popular y decorativa, sus chimeneas industriales y los numerosos comercios especializados. Imprescindibles: observar las vistas desde el castillo palacio de la Bisbal, visitar el Terracota Museu y pasear por sus calles para observar el trabajo de los artesanos.

Fonteta

Un pueblo pequeño, situado a los pies del macizo de les Gavarres. Es imposible recorrer sus calles estrechas alrededor de la iglesia parroquial de Santa Maria sin resistirse a su joya gastronómica: el recuit (requesón).

Cruïlles, Monells i Sant Sadurní de l’Heura

El monasterio de Sant Miquel de Cruïlles es uno de los principales vestigios de la arquitectura románica en Cataluña, por lo que no te lo puedes perder. Monells es uno de los pueblos más bonitos de la comarca; su plaza fue escenario de la película española “8 apellidos Catalanes”. Sant Sadurní de l’Heura, a los pies de Les Gavarres, destaca por su pueblo, su castillo y su iglesia de origen medieval.

No dudes en descubrir estos pueblos con encanto mientras disfrutas de la Costa Brava. ¡Te sorprenderán! Puedes hacer tu reserva en el Hotel Barcarola en menos de 5 minutos.