Actualidad

Los atractivos turísticos de Sant Feliu de Guíxols que debes conocer

Hay municipios que brillan con luz propia. Los atractivos turísticos de Sant Feliu de Guíxols convierten a este pueblo costero, situado en pleno corazón de la Costa Brava, en uno de los destinos vacacionales predilectos para muchos visitantes.

Situado entre Castell d’Aro y Santa Cristina d’Aro, en la provincia de Girona, Sant Feliu de Guíxols es una antigua villa de pescadores que conserva un importante patrimonio natural e histórico y una oferta de actividades variada durante todo el año.

Estos son los 5 atractivos turísticos de Sant Feliu de Guíxols que no puedes perderte:

1. Monasterio Benedictino y Ermita de Sant Elm

El conjunto arquitectónico del Monasterio Benedictino, considerado Bien Cultural de Interés Nacional, es uno de los máximos exponentes del patrimonio histórico de Sant Feliu de Guíxols y, a la vez, origen de este. La ciudad se creó alrededor de este Monasterio durante la ocupación árabe de la península.

La Ermita de Sant Elm está situada en uno de los miradores más espectaculares de la Costa Brava. Las vistas frente al mar permiten enfocar en dos direcciones siguiendo la costa: al norte, una perspectiva del tramo entre Tossa de Mar y Palamós; al sur, una preciosa vista de la bahía de Sant Feliu de Guíxols.

2. Sus playas y calas

Si por algo es reconocida la Costa Brava es por sus playas y sus calas, parajes idílicos de aguas cristalinas y arenas rocosas caracterizadas por sus acantilados y su olor a pino.

En Sant Feliu de Guíxols, y sus alrededores, encontramos multitud de playas y calas donde, además de disfrutar de un baño refrescante, tendrás la oportunidad de practicar muchas actividades.

La Playa de Sant Pol es una de las más populares. Cala Ametller, Cala de Port Salví, Cala del Molí, Cala del Vigatà, Cala Urgell o Sa Caleta son algunas de las calas con más renombre y más bonitas de la zona. Perfectas, si lo que buscas es tranquilidad y algo más de intimidad.

3. Vía ferrata Cala del Molí

Sant Feliu de Guíxols también tiene opciones para los más aventureros. Es el caso de la Vía ferrata Cala del Molí, un itinerario de extraordinaria belleza que, además, posee una característica muy especial, pues es la única vía ferrata en toda Europa que transcurre sobre el mar.

El recorrido está dividido en dos etapas: una de dificultad baja y otra de dificultad media. Son prácticamente 500 metros de recorrido de ascenso y descenso, entre acantilados de roca viva y a una altura media de unos 10 metros sobre las olas.

Aunque el acceso es libre (siendo necesario ir correctamente equipado) también existe la posibilidad de contratar guías titulados y experimentados en la realización de este tipo de actividades.

4. Espacio Carmen Thyssen

El Espacio Carmen Thyssen es un centro dedicado a exposiciones de pintura pertenecientes a la Colección Thyssen que se inauguró en el verano del 2012.

Hasta el año 2018, el centro solo albergaba exposiciones temporales desde el mes de junio hasta octubre. No obstante, desde este año 2020 está previsto que abra, en una ala habilitada a tal efecto del Monasterio Benedictino, el nuevo Museo Carmen Thyssen, que contará con un fondo permanente de la colección de pintura catalana de la baronesa Carmen Thyssen Bornemisza.

La nueva etapa continuará presentando exposiciones temporales en el monasterio, así como otras actividades vinculadas a los jóvenes, a los creadores locales, a propuestas de artistas residentes... 

El centro se ha convertido en un referente artístico de la Costa Brava, situando a Sant Feliu de Guíxols, junto con Girona y Figueres, en un referente cultural.

5. Festival Porta Ferrada

El festival Internacional de la Porta Ferrada es el certamen más antiguo de todos los que se celebran en Cataluña y tiene lugar cada año durante los meses de verano en Sant Feliu de Guíxols.

Nació en 1958, por lo que este año celebra su sexagésimosegunda edición. Único en la Costa Brava por su propuesta abierta a todas las disciplinas artísticas: música, teatro, danza, etc. cuenta con la participación de nombres consolidados y talentos emergentes de la escena internacional y nacional.

Arraigado a Sant Feliu de Guíxols, el festival impregna todos los rincones de la localidad de la mejor oferta cultural en un escaparate inigualable para disfrutar plenamente de todas sus propuestas.

Recuerda en el Hotel Barcarola tienes la opción de cancelar tu reserva hasta 48 horas antes sin coste alguno y pagar el importe total después de la primera noche.